Todo lo que veas aquí, será propenso a ser portada en Meneame

jueves, 27 de diciembre de 2007

Experimentos en la Línea del Ecuador

La Fuerza de Coriolis , también denominada efecto de Coriolis, descrita en 1835 por el científico francés Gaspard-Gustave de Coriolis, es una fuerza ficticia o aparente que sirve para explicar el movimiento anómalo que describe un objeto que se mueve dentro de un sistema de referencia no inercial en rotación.

La fuerza de coriolis se explica suponiendo que no existe rozamiento entre el disco y el objeto. Al lanzar un objeto al centro del disco en estas condiciones, desde un sistema de referencia inercial (en reposo respecto del disco), el objeto describe una línea recta, según lo predicho por la primera ley de Newton, al no ser arrastrado por el disco por la ausencia de rozamiento.

Pero si suponemos un sistema de referencia no inercial con su origen en el centro del disco, cuyo eje Z coincide con el eje de rotación (nos colocamos en el centro del disco girando con él), observaremos que el objeto describe una trayectoria curvilínea, desplazándose en sentido contrario al de la rotación, cuando lo esperado sería que se acercara al centro en línea recta si el observador desconoce que está girando (lo que nos sucede en la superficie de la Tierra, no apreciamos su rotación).

Para explicar esta anomalía en la trayectoria se supone que una fuerza está actuando sobre el objeto, empujándolo y desviándolo. Es por ello que se trata de una fuerza ficticia, que sirve para explicar el movimiento anómalo en sistemas de referencia no inerciales y poder así aplicar la segunda ley de Newton:
F + Fc= m * a
donde Fc es la fuerza de coriolis.

La tierra es un sistema de referencia no inercial, y podemos asemejarla al disco en rotación si la miramos desde arriba o abajo, con el polo norte o sur en el centro del disco. Pero por supuesto, debido a que es una esfera, la analogía se hace considerándola como una serie de discos superpuestos, aumentando de radio conforme nos acercamos desde los polos al ecuador.